Aumentan solicitudes de permisos para el Avistamiento de la Ballena Gris en Puerto Chale

CEMAC cierra el 2019 con 212 perritos dados en adopción
2 enero, 2020
Rubén Muñoz reafirma compromisos de obras y acciones en este 2020
6 enero, 2020

La Paz, Baja California Sur. A diferencia del 2019, año en que la SEMARNAT entregó a través de la Dirección General de Vida Silvestre, solamente 7 permisos a embarcaciones para que participaran en el Primer Avistamiento de la Ballena Gris en Puerto Chale, para el 2020, se tienen integrados ya, 38 expedientes debidamente registrados ante la dependencia federal, rebasando todas las expectativas de participación, informó el Director de Desarrollo Rural Sustentable, Juan Antonio Angulo.

Sobre este aumento considerable en los interesados en participar en el avistamiento de la ballena gris, Juan Angulo comentó que es una muestra de la diversificación de actividades de los habitantes de esta subdelegación; pues, dados los resultados obtenidos en el 2019, entre los pescadores y habitantes en general, se despertó una gran inquietud sobre el servicio integral que se ofrece a los visitantes, es decir, no sólo el paseo en mar, si no, servicios de venta de alimentos, recorridos, y demás relacionados a los servicios turísticos que puede ofrecer la comunidad.

“Es el despertar de una comunidad, donde no se tenía dimensionado el impacto socio-económico que se podía tener, obviamente con un modelo de sustentabilidad por el bajo impacto ambiental en estos recorridos.”, agregó.

Asimismo, comentó que el permiso que otorga la SEMARNAT es con una vigencia desde el 1 de enero y hasta el 30 de abril, es decir, el periodo de avistamiento, por lo que se está a la espera de que haga las valoraciones debidas para que emitan los permisos correspondientes.

De igual forma, precisó que de los 38 expedientes que se han registrado para solicitar el permiso ante la instancia federal, muchas de las embarcaciones no contaban con matricula, por lo que, desde mayo a noviembre se realizaron los procesos de regularización y matriculación de éstas, ante Capitanía de Puerto y demás instancias competentes en la materia.

“Esto le da la oportunidad al pescador de poder obtener los permisos correspondientes, no únicamente para el avistamiento de la ballena gris, si no también, para recorrido, para avistamiento de aves, de tortugas, de lobos marinos, para la pesca deportiva, incluso para la acuacultura y también para la pesca comercial…el primer paso era el convencimiento, de que estando regularizados se les abren los espacios y desde luego los apoyos para obtener los permisos correspondientes”, finalizó