La Casa Inglesa
10 septiembre, 2019
Su nombre común, nacapule, con el que se le reconoce en nuestra región, es el que le asignaron los indios yaquis y mayos

Al terminar de bajar por la calle Ignacio Zaragoza, también conocida como el Callejón del Beso, se encuentra un majestuoso árbol del que se tienen registro varios nombres, dependiendo de la especie a la que pertenece.

Este Árbol fue plantado en 1946, y era uno de tres recodos que fueron traídos por don Fermín de la Peña, desde La Paz. Uno de ellos no broto, por más intentos que se le hicieron, incluidos los regaños, método que la gente de antes decía que funcionaba; otro de esos vástagos, fue arrancado de cuajo, con todo y raíz, cuando un vaquero amarró el caballo de la matilla que apenas se sostenía, con la fiesta y el alboroto, asustaron a la bestia, que relinchando despavorida, arrancó a corres con todo y el árbol, hasta cruzar el arroyo, al otro lado del pueblo.

Este, en particular, lo sembró Oscar Manríquez, un tipo bonachón y qierido en el pueblo, a quien le decían «El Kalico», muy conocido por embustero y retador, pero que, sin embargo, esta que estoy contando sí es una verdad; este árbol sí lo sembró él, y con ello damos por terminada la carrera de embustes, de «El Kalico».

El macapule (nacapule) del género Ficus, es una planta tropical extendida grandemente en el país, sin embargo, su mayor densidad se localiza en la zona del sureste mexicano.

Es un árbol de gran tamaño tanto de hojas como de tronco, perteneciente a la familia de las moraceae, con una diversificación de aproximadamente 750 especies, de las cuales 22 existen en México, incluso alguna endémicas.

Su nombre común, nacapule, con el que se le reconoce en nuestra región, es el que le asignaron los indios yaquis y mayos, que significa lóbulo de la oreja en lengua cahita.

Probablemente llegó a Baja California Sur traído por los primeros misioneros, sin embargo, será necesaria una mayor investigación, para saber la especie y su aparición en estas tierras.

En el caso de este árbol, en particular, nos cuentas los enterados del pueblo, que fue plantado hace alrededor de 73 años, y ha soportado inundaciones y huracanes, dando sombra a los viajeros y refugio a algunas parejitas en sus primeros suspiros de amor.

Será redirigido al
Portal de Obligaciones del
H. XVI Ayuntamiento de La Paz